Muro

La fotografía de Reyes vendría a ser la obra resultante de un moderno flâneur*. Atraído por los márgenes y sumideros de la sociedad, dispara su cámara en aquellos lugares donde la belleza resulta más esquiva y los filtros se revelan estériles. A Reyes, al igual que al flâneur y como apuntaba Susan Sontag, no le atraen las realidades oficiales de la ciudad sino sus rincones oscuros y miserables y sus pobladores relegados (…)**.

Muro huye de formalismos canónicos para situarse en el epicentro iconográfico de Reyes. Así, encontramos aquí una suerte de refugio o trinchera donde habitan esas polarizaciones tan características del discurso poético del artista, pues sobre su robusta y veleidosa estructura planea constante la sombra del desequilibrio y el derrumbe.

 

* El flâneur, personaje descrito por Baudelaire y sistematizado posteriormente por Walter Benjamin, vendría a ser ese paseante errante, callejero, sin rumbo fijo que, guiado únicamente por su inspiración, deambula seducido por matices y pequeños detalles alternativos a la realidad de la muchedumbre. Para una visión más amplia del flâneur véase el capítulo titulado El pintor de la vida moderna incluido en: Baudelaire, C. Salones y otros escritos sobre arte. La balsa de la Medusa, Madrid, 2005. Págs. 347 y ss.

** Sontag, S. Sobre la fotografía. DeBolsillo, Barcelona, 2013. Págs. 61 y 62.

Datos técnicos

Fotografía y negatoscopio

34 x 49 x 10 cm

2016