Tiempo

Si dispusiéramos de una panorámica de la obra de Reyes, observaríamos sin dificultad como el concepto de tiempo sobrevuela gran parte de su producción artística. Piezas como Timbre, Carro Fénix o Trompo así lo atestiguan. Sin embargo, esta tautología encuentra en Tiempo su versión más conceptual, discordante, explícita o por qué no, más rotunda.
Para Joseph Kosuth, uno de los popes del arte conceptual, las obras vendrían a ser residuos físicos de la actividad del artista*. El aire despectivo que aquí posee el término residuo pone de manifiesto ese cambio de paradigma donde, como dirá Lucy Lippard, la idea tiene suma importancia y la forma material es secundaria, de poca entidad, efímera, barata, sin pretensiones y/o desmaterializada**.
En Tiempo, ese residuo resultante del proceso creativo es un reloj. A través del acentuado simbolismo y la descontextualización de un objeto tan cotidiano, Reyes nos obliga a reaccionar, pero sobre todo a mirar de forma distinta a la habitual***. En este sentido, Tiempo conecta con aquellos artistas conceptuales, caso de On Kawara o Roman Opalka, cuya obra, más allá del concepto de tiempo, tenía como eje vertebrador el drama de nuestra propia existencia****.

 

* Véase: Bozal, V. Modernos y posmodernos. Madrid, Historia 16, 2000. Pág. 50
** Lippard, L. Seis años: La desmaterialización del objeto artístico de 1966 a 1972. Madrid, Akal, 2004. Pág. 8.
*** Véase: Bozal, V. Op cit. Pág. 52
**** Véase: VVAA. Arte del siglo XX. II volúmenes. Colonia, Taschen, 2005. Págs. 358 y 359.

Datos técnicos

Led progamable

23 x 71 x 10 cm

2017