Trofeo

Ocurre que en ocasiones, la naturaleza o contenido social de una obra puede anular sus virtudes estéticas. En Trofeo esto ocurre y no precisamente de manera casual. Reyes rehúye aquí de forma deliberada cualquier intento poético con el fin de exponer sin distorsión y de manera explícita sus inquietudes. Trofeo carece de dobles lecturas.
Es lo que vemos.Trofeo se tambalea como la vida misma y su banda sonora, compuesta a base de golpes y silencios, inquietante y no exenta de cierta socarronería, resulta tan aleatoria e incierta como la propia definición del éxito y el fracaso.

Datos técnicos

Hierro, trofeos, goma, motor y arduino

304 x 57 x 30 cm

2017